Skip to Content

Hoy tenía ganas de escribir, y me las han quitado

  • 0
    Sin votos aún
    Su voto: Ninguno

La verdad es que me he levantado con ganas de decir algo o de criticar a alguien, pero me he puesto a ver las noticias y un programa radiado y televisado, y me he quedado de piedra. No obstante, es mi oficio y, una vez repuesto del estupor, pues voy y lo comento.

La entrevista ha sido con un catedrático de economía de una universidad catalana que poco menos ha venido a decir que lo que venimos escuchando desde hace tres o cuatro años es falso, que todavía no estamos en crisis y que la verdadera llegará en julio o agosto de este año, que llegaremos al treinta por ciento de paro, que, efectivamente, como dijo el ministro de trabajo, un cuarenta por ciento de este treinta no encontrará trabajo y que saldremos de esta crisis dentro de 10 o 15 años y que dará igual el color del gobierno que habite en la Moncloa, pues las medidas que se puedan tomar en cuanto a impuestos, paro, despidos, modelos alemanes, etc. no van a servir para nada. Pues qué bien.

No digo que no tenga razón en su casi diría apocalíptica conclusión, pero, permítame señor catedrático que discrepe un pelo, más que nada porque si hacemos caso a sus conclusiones, no sé para que se van a reunir lo políticos en el Congreso, no sé para qué se están reuniendo los grupos políticos, no sé para qué se reúnen empresarios y sindicatos, no sé para qué se arbitran medidas es casi todos países, etc., etc.

En pocas palabras, en media hora de entrevista, ha sido usted capaz de bajarnos la moral a las más bajas capas de la tierra, casi, casi hasta el núcleo de hierro, ese que dicen que está tan calentito, vamos, al rojo vivo, como la situación económica.

Perdóneme, primero porque no tengo ni idea de economía, o al menos, tengo muy poquita, pero creo que la suficiente para pensar que con un poco de buena voluntad y otro de sacrificio por parte de los políticos de cualquier color, sindicatos, empresarios y trabajadores, algo se podrá hacer, aunque haya que renunciar a alguna que otra cosa, que no creo que sea muy grande.

Sí tengo, lo reconozco, que darle la razón en una de sus afirmaciones, hay que echar mano más de los tecnócratas y dejar a un lado las ideologías. Y, algo más optimista que usted, pienso que estos pueden tomar medidas para que la situación mejore poco a poco.

También tengo que darle la razón al presidente del gobierno cuando dijo que “la economía es un estado de ánimo”, aunque desde luego, con entrevistas como las que le han hecho y sus afirmaciones estos se van al suelo directamente, y no levantemos cabeza. Espero que esté usted equivocado en sus negros augurios, más que nada, porque si tiene razón, el panorama que nos espera no es muy halagüeño que digamos. A lo mejor, o a lo peor, que no se sabe, es hora de dejar lo que estemos haciendo, y pensar en irnos al campo, construir un chamizo y dedicarnos a cultivar legumbres, verduras y criar corderitos, cerditos y gallinitas y dedicarnos al truque con el vecino de huerto sin preocuparnos de qué hace la tierra, si se calienta o se enfría, se mueve o se está quieta.

Yo creo, y espero que con buena voluntad y entendimiento de todos, y algunas o bastantes medidas correctores, las que hagan falta, salgamos cuanto antes de la crisis sin llegar a esas cifras aterradoras que vaticina. Pienso que quizá hasta usted esté deseando equivocarse en sus pronósticos, y si no se equivoca, pues vaya buscando su parcelita allá por tierras catalanas o donde guste.

Comentarios - total 0

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Publicidad