Skip to Content
  • 5
    2 votos
    Su voto: Ninguno

Me dirijo a su revista para expresar mi queja de que, precisamente por la ausencia a lo largo del tiempo de técnicos en la jardinería de nuestro barrio, y tras el desgraciado suceso que todos conocemos de la mortal caída de una rama, se está procediendo a la tala de árboles indiscriminada, más bien psicótica y “a la carta”, en las que intervienen, ahora sí, técnicos que antes no estaban, para dar su visto bueno a lo que sea lo más rápidamente posible, antes de que al ayuntamiento le puedan caer demandas.

Las imágenes proceden de la tala en el jardín entre Fuentespina 10 y 12, el día 23 de septiembre de 2014, de un espléndido pino de casi 1m. de diámetro en la base, casi 30 de altura, y unos 50 años de vida, con una salud visible que nada tiene que ver con la de otros árboles que han perdurado en el barrio. Es un problema que las contratas de jardinería lo sean, según rezan sus uniformes, más bien empresas de limpieza, con entendimiento escaso o nulo de lo que pueda ser el cuidado de árboles, cuidado que se queda para cuando aparezca un “técnico”. Situación que va a continuar, según todos los indicios.

Gracias por su atención.

E.G.C.

Comentarios - total 0

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Publicidad