Skip to Content

Gran Vía del Sureste: un vial pendiente de conexión

¿Aparcar en una vía en sentido contrario justo antes del paso de cebra y dejar el coche allí todo el tiempo que necesitemos? o ¿Ignorar las señales de prohibido aparcar y aparcar en medio de la vía? Sí, en la Gran Vía del Sureste es posible.

  • 0
    Sin votos aún
    Su voto: Ninguno

Que el Ensanche de Vallecas ha mejorado de 2007 a esta parte es algo indiscutible. Pero tan cierto es que hay más servicios, como que la Gran Vía del Sureste está igual. O peor. El kilómetro de tierra existente en su confluencia con la Avenida de las Suertes y la calle del Alto del Retiro hace cada vez más insoportable la convivencia. Así, más de 500 familias, para ir al supermercado o a la farmacia que está justo enfrente de sus casas al otro lado de la calle, tienen todos los días que sopesar si caminar un kilómetro de ida y vuelta para rodear un cordón de tierra colocado allí a posta por el Ayuntamiento "para evitar vertidos incontrolados", o escalarlo tomando en cuenta el barrizal en el que se ha convertido en estos días con las lluvias. He allí el dilema.

El nombre impresiona, suena a algo grande. Y lo es. El problema es que aún le falta, y mucho, para convertirse en aquello para lo que fue diseñada: un amplio bulevar similar al Paseo de la Castellana, que conectará Los Berrocales (al norte) con Valdecarros (al sur), pasando por el PAU y su conexión con la A-3. Con una longitud de 1.640 metros y 100 metros de anchura, debería tener cuatro amplias glorietas de conexión con viales interiores del Ensanche, una superficie total de 168.920 metros cuadrados de los que 46.564 deberían ser paseos y aceras, y otros 15.173 zonas verdes, con unos 1.965 árboles de alineación, dos calzadas principales de 14 metros separadas por una amplia mediana ajardinada, según el proyecto inicial, del que no contaremos la fecha prevista de finalización, para no deprimirnos.

El caso es que este mes de diciembre, la Gran Vía del Sureste se ha convertido en tema de discusión en el Pleno Municipal de Villa de Vallecas, a pesar de que en varias ocasiones, años atrás, los vecinos más cercanos a la avenida ya venían quejándose del aislamiento que sufrían por causa del "abandono" de la misma. Nunca es tarde si la dicha es buena, reza el refrán, aunque en esta ocasión la "dicha" es el anuncio de "la retirada del cordón de tierra y la colocación de pasos peatonales provisionales" en el tramo comprendido entre la Avenida de las Suertes y la calle del Alto del Retiro. Que no es poco.

Así, y como respuesta a sendas proposiciones presentadas por los grupos municipales de UPyD y PSOE, el equipo de gobierno explicó que la Gran Vía del Sureste es "un vial pendiente de conexión" y que hasta que no se desarrollen Los Berrocales y Valdecarros (con fecha tope hasta el 2022), seguirá estando como está. La novedad es que para el 2015 hay previsto un proyecto de ajardinamiento, que contempla la retirada del cordón de tierra en su zona más al norte, para facilitar el desplazamiento de los vecinos y hacer más amable la convivencia.

El cagadero de perros más grande de Europa

Daniel Sanz, portavoz de UPyD explicó perfectamente lo que significa para el Ensanche la Gran Vía del Sureste: "al cagadero de perros más grande de Europa". Y es que, ciertamente, esa gigantesca extensión de tierra, de un kilómetro de longitud, se ha convertido en una zona perfecta para que mascotas y dueños campen a sus anchas -nunca mejor dicho-. El problema es que nadie recoge esos excrementos, ni dueños ni servicios municipales, por lo que de no atajarse a tiempo, las consecuencias podrían ser de salud pública. Afortunadamente las lluvias ayudan a aminorar este problema, pero agrava otro: se convierte en un estercolero que impide el paso de los vecinos, de un lado a otro de la avenida.

¿Un puente sobre otro puente?

Sanz también explicó que el proyecto para la culminación de este vial contempla la construcción de un puente, que pasaría por encima del puente que ya pasa por encima de la A-3. Para Sanz, arquitecto de profesión, un puente sobre otro puente es algo inaudito, y ante esta situación, preguntó de nuevo en el Pleno Municipal "entonces ¿ese arenero se quedará allí eternamente?".

Cabe recordar, sin embargo, que este periódico ya ha tratado el tema en ediciones anteriores, donde dijimos que responsables de urbanismo asomaron la posibilidad de que para conectar a Los Berrocales con el Ensanche, a través de la Gran Vía del Sureste, lo que estaba proyectado era un túnel por debajo de la A-3. Algo que podría estar más cercano a la realidad, en tanto la profundidad de los movimientos de tierra en la zona de los Berrocales así lo hace parecer.

La respuesta oficial

El equipo de gobierno explicó en el Pleno de diciembre que "si no hubiera crisis, la Gran Vía del Sureste estaría terminada" y que "no obstante, el Ensanche cuenta con importantes obras". El portavoz adjunto del PP señaló que ese tramo no es una parcela sino una reserva de suelo asociada a Los Berrocales, a través de la cual la Gran Vía del Sureste enlazará los nuevos desarrollos del sureste de Madrid, siendo el único sector urbanizado hasta ahora, justamente el del Ensanche de Vallecas. Según su explicación, los vecinos tienen plazo para esperar a cruzar la calle en condiciones "hasta el 2.022, pero eso no quiere decir que tenga que ser ese año, lo mismo es antes. Cuando se desarrolle Los Berrocales".

Comentarios - total 0

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Publicidad