Skip to Content

"Theta": cuando la maternidad se convierte en canción

  • 5
    2 votos
    Su voto: Ninguno

Dice el poeta venezolano Andrés Eloy Blanco, en su poema "Los hijos infinitos", que "cuando se tiene un hijo, se tiene al hijo de la casa y al de la calle entera..", se tienen todos los hijos del mundo. Y es que, cuando se tiene un hijo, la vida nos cambia... nos cambia la forma de pensar, de mirar, de escuchar y hasta de componer. Así le pasó a Beatriz Montiel cuando supo que iba a ser mamá, instante en el que de inmediato comenzó su transformación, en su caso, proyectada en forma de letras y notas musicales, hoy convertidas en: "Theta", un disco dedicado a la maternidad.

"Ya componía antes de pensar si quiera en ser madre, pero poco a poco, junto a mi proceso de transformación, cada canción nueva sonaba a maternidad. Creo que el proyecto toma forma en el momento de abrir el blog: Cantando a mamá, en septiembre de 2013, cuando pensé que quizás mis canciones podían acompañar a otras mamás" nos cuenta Beatriz.

Nació en Alicante pero vive en el Ensanche de Vallecas. Está licenciada en Arte Dramático, mención Interpretación Musical y es madre de Zoe, la razón principal de este nuevo proyecto de vida. "Desde que soy madre me intereso por el mundo de la crianza respetada y con apego, la maternidad y el embarazo. En este álbum muestro las canciones que han acompañado mi propia transformación ". Lo presenta el viernes 24 de abril a las 18.30 horas en el Centro de acompañamiento maternal Tierra Roja, Gran Vía 69, Ático Derecha. Habrá buena compañía, temas cantados en directo y tertulia con la autora. Quienes deseen adquirirlo podrán hacerlo ese día a un precio especial, o reservarlo enviando un correo a info@tierraroja.org.

• ¿Por qué decides emprender este proyecto?
• Realmente no fue una decisión sino una necesidad, yo diría vital. Las canciones fueron surgiendo de manera muy natural para ilustrar cada paso en mi camino como madre. Sí es cierto que cuando ya hubo un número de canciones decidí que la gente las pudiera escuchar a través del blog y así acompañar los procesos de otras mujeres. Me parecía algo hermoso y así lo hice.

• ¿Cuál es el objetivo que deseas alcanzar con este proyecto?
• Me encantaría que las madres que escuchen el disco sean sostenidas por un abrazo sonoro en los momentos duros y por otro lado se sientan empoderadas y confiadas en sí mismas para parir, lactar y criar a sus hijos.

• ¿A quién va dirigido?
• A toda mujer que sea madre, tenga hijos a los que abrazar o no.

• ¿Cómo nació cada canción?
• Cada canción está compuesta en un momento diferente a transitar en el camino a la maternidad: "Un día pensé en ti" la compuse cuando mi pareja me dijo que quería ser padre, yo deseaba ser madre mucho antes y esperé ese momento con mucha ilusión; "Su nombre es Zoe" habla de una madre que imagina la vida de su bebé in útero, la compuse el día que decidimos llamar a nuestra hija Zoe y recuerdo que mientras la componía, mi bebita se movía mucho dentro de mí; "Blessingway" es un tema para honrar una ceremonia prenatal, la compuse para la ceremonia que mi hermana organizó para honrar el parto de su tercer hijo; "Con qué soñará mi bebé" me encanta ver a mi bebita dormir y siempre me preguntaba con qué soñaría; "Aina" la única canción que compuse antes de ser madre, dedicada a mi sobrina; "Amor de leche" tuve unos inicios de lactancia complicados y sin embargo el amor que siento por mi hija sé que se acusó gracias al vínculo que creamos con la lactancia materna, un día, tras verla dormir después de una toma de pecho surgió esta canción; "No tengas miedo" nació una noche en la que mi hija sufría grandes cólicos y sólo se calmaba al escuchar mi voz; "Nuestro lugar" fue un encargo de mi amiga Cheli desde la asociación Umamanita, es una canción que aporta fuerza a las familias para caminar de nuevo tras haber perdido a un bebé; "Quién está ahí? habla de que hoy las mujeres estamos faltas de tribu maternal, aunque la tribu está ahí y hay que buscarla en lugares más específicos como grupos de apoyo a la lactancia, etc; y "Canción de despedida" nació en el periodo de adaptación de mi hija a la escuela infantil.

• ¿En qué te inspiraste al escribir las letras?
• Casi todas tienen su fuente de inspiración en mi propia experiencia, aunque los procesos de mi hermana también han sido determinantes, así como los relatos y experiencias de otras madres. Por supuesto mi hija ha sido la chispa que ha puesto en marcha todo el mecanismo.

• ¿Cómo hiciste con la parte musical, arreglos y demás asuntos que un proyecto de esta índole necesita y que a veces son muy complicados?
• A través de mi padre que es músico, topé con el arreglista Manu Ortega y con el músico Daniel Sáiz quien además es dueño de los Estudios Sacramento donde se grabaron y mezclaron todas las canciones. Los pianos, las guitarras y los bajos fueron tocados en directo y el resto de instrumentos y ambientaciones fueron obra del arreglista. Mi hermana está presente en dos de los temas del disco y además diseñó el logotipo. Los bajos suenan gracias a las manos de mi padre. Mi madre es mi fan número uno y ha llorado de emoción al escuchar (la primera) cada canción.

• Cuando viste el CD por primera vez en tus manos ¿qué hiciste?
• ¡Me puse a saltar de alegría! Y lloré y reí todo a la vez. Fueron sentimientos muy bonitos. Todavía no me lo creo, realmente.

"La maternidad supone una ruptura contigo misma"

Beatriz nos cuenta que, tras la maternidad, vive de manera más consciente, con responsabilidad en cada acción o decisión que toma. "Un día leí que la maternidad supone una ruptura contigo misma y así lo he sentido yo. De pronto un día, una criatura depende 24 horas de ti y eso es algo que jamás te había ocurrido. La maternidad para mí es trascendental, pero no en un sentido místico, que también, sino en el sentido en que trasciendes tus propios límites, físicos, mentales y emocionales. Es la experiencia más intensa que he vivido hasta ahora".

Su blog "Cantando a mamá" es un homenaje hacia Zoe, "aunque al final, la experiencia está empapada de la de mi madre, mi abuela y todas las madres que han ido alimentando este mundo con sus experiencias trascendentales de vida". Su pareja también ha formado parte de este proyecto, "ha sido testigo implicado, hemos ido de la mano transitando cada emoción, cada lágrima, cada sorpresa" nos cuenta Beatriz, al recordar que el proyecto va dirigido a las madres, pero también a las parejas, "para que encuentren su espacio en el acompañamiento y así poder compartir sus procesos desde el punto de vista que les corresponde dentro de la familia".

Cuando Zoe crezca y escuche el disco sabrá que su mamá vivió la maternidad a su lado de forma consciente y amorosa, "que junto a ella la vida pasaba a mi lado en forma de canción. Me encantará escucharla tararear las letras como ya lo hace hoy" dice Beatriz, que recomienda a otras madres "que confíen en sí mismas y en su poder para parir, lactar y criar, y que si algo no ocurre según sus expectativas, no se culpen jamás, que lo disfruten todo lo que puedan".

Cada vez que Beatriz ve los ojos de Zoe se le ocurren más y más letras, por lo que no descarta que haya una segunda parte. Por ahora, disfruta de la primera. Es posible que en mayo se organice un concierto para familias en la tienda Monetes de Rivas Vaciamadrid, entre otros proyectos.

Comentarios - total 1

Bravo y suerte!!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Publicidad