Skip to Content

El Ensanche de Vallecas cuenta con nueva red de agua regenerada y 28 zonas verdes ajardinadas

Se instalaron 8 km de tuberías para la red primaria y 36.200 metros de tubería para la red eficiente de riego por goteo, con 226 programadores de control para reducir el consumo de agua

  • 0
    Sin votos aún
    Su voto: Ninguno
    • Versión para impresora
    • Enviar a un amigo

El ajardinamiento del Ensanche de Vallecas es ya una realidad gracias a la instalación de una nueva red de riego con agua regenerada, a la plantación de 54.500 arbustos y tapizantes y la siembra de 72.200 metros cuadrados de césped. Ambas actuaciones han sido realizadas por el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid en el distrito de Villa de Vallecas.

Las obras de ajardinamiento se han desarrollado en paralelo a las obras de la red de riego, iniciándose las dos en enero de 2017. Aunque esto ha exigido una rigurosa coordinación de las actuaciones, se ha cumplido con el compromiso con los vecinos del Ensanche de Vallecas de dotar, cuanto antes, al ámbito de espacios verdes.

Las obras de la red primaria de riego con agua regenerada finalizaron en septiembre de 2017 con una inversión de 1.578.741,06 euros. El ajardinamiento, con una duración de 13 meses, ha incluido la red de distribución de riego, las plantaciones y césped en 28 parcelas con un coste de 989.600 euros. Los trabajos han requerido labores de movimiento de tierra, demoliciones, instalación de tuberías y elementos auxiliares, reposición de aceras y firmes y jardinería.

Las zonas verdes ya contaban con árboles de alineación y bosquetes, que fueron plantados durante las obras de urbanización del Ensanche de Vallecas. Sin embargo, los arbustos y tapizantes no se han plantado hasta que el agua regenerada ha llegado a las zonas verdes para conseguir una mayor sostenibilidad y uso eficiente del agua.

Entre las plantas utilizadas destacan aromáticas como la lavanda, el tomillo, la santolina o el romero; tapizantes del tipo junípero y arbustos de flor como rosal, hibisco, durillo, ciruelo de jardín y abelia. También se han extendido 11.600 metros cúbicos de tierra vegetal para mejorar el terreno existente.

La instalación está compuesta por 1.715 difusores y 1.275 aspersores emergentes, para el riego de áreas ajardinadas con césped y por 36.200 metros de tubería por goteo para plantas aisladas y arbustos. También se han dispuesto 226 programadores de control de riego mediante sistema “bluetooth”, ubicados en arquetas con tapa antivandálica. Todos los elementos son de color morado para identificar la utilización de agua regenerada.

Se han necesitado un total de 65 acometidas a la red primaria de agua regenerada que dan servicio a todas las zonas verdes existentes en el Ensanche, tanto las que se han ajardinado ahora como las que se planten en el futuro.

Publicidad